miércoles, 10 de noviembre de 2010

La lengua del siglo XVI

Garcilaso de la Vega

La lengua del siglo XVI

Afirmación del castellano. La primera gramática:

En 1492 aparece la primer Gramática Castellana, escrita por Antonio Martínez de Cala, llamado Antonio de Lebrija (o Nebrija), su pueblo natal en Sevilla.

Sus propósitos:

  1. La lengua, compañera del imperio.
  2. La gramática castellana, instrumento para aprender latín.
  3. Necesidad de un libro que sirva para imponer la lengua.

Concepción gramatical:

Su obra está ordenada de la siguiente manera:

  1. Primera parte: trata de la letra (ortografía), su valor fonético, comparándola con los signos griegos y latinos.
  2. Segunda parte: se ocupa de la sílaba (prosodia), distinguiendo entre acento y cantidad. Aquí también se ocupa de la palabra (etimología), estudiando las partes de la oración.
  3. Tercera parte: el estudio de la oración.

Es la época de la expansión del castellano (América, Filipinas, etc.). No obstante también es una época en que el castellano incorpora vocablos de otras lenguas:

  1. Italianismos: Por influjo del Renacimiento y el constante contacto con Italia, el castellano incorpora del italiano palabras como: soneto, concierto, escorzo, charla.

  1. Americanismos: incorporación de vocablos de lenguas indígenas americanas: aymará (Bolivia), quichua (Perú), araucano (Chile), guaraní (Paraguay), nahuatl (México). Por ejemplo: cacao, chocolate, jícara, petaca, cacahuete, loro, pampa, huracán, cacique, etc.

En el año 1535 Juan de Valdés escribió su Diálogo de la Lengua. Los interlocutores son: Mario, Coriolano, Pacheco y el propio Valdés. Las tesis fundamentales que en ese diálogo se exponen son las siguientes:

  1. El español tiene tan alta estirpe como el italiano, auque le falta tradición literaria.

  1. La mejor lengua es la natural, sin afectación.

  1. La sobriedad embellece el estilo literario. Decir lo que se quiere con la menor cantidad de palabras que se pueda.

  1. Negación de la autoridad de Nebrija porque era andaluz.

  1. Valoración por lo popular. Los refranes. Valdés prefiere la lengua viva. Acepta latinismos e italianismos, pero no galicismos. Recurre a los refranes pues en su época se los consideraba como la sabiduría de Dios puesta en la mente de los primeros hombres. Todo lo que era espontáneo, popular, tenía el sello de la Naturaleza, intérprete de Dios.

Por esta época comienza a modernizarse la pronunciación:

·         La h deja de aspirarse.

·         Se unifican la s sorda y se la escribe con una sola s.

·         El sonido x se resuelve en j.


1 comentario:

  1. Muchas gracias, me sirvió mucho como base para comenzar a investigar. ¿Tiene alguna otra fuente bibliográfica además de las mencionadas?

    ResponderEliminar

Escuela Normal Prof. Víctor Mercante

Escuela Normal Prof. Víctor Mercante
Aquí funciona el I.F.D. BORGES